Esoterico

 

Historia de la Brujería - Parte 1

4.LA BRUJERÍA EN EL PERIODO MEDIEVAL.

 

En esta época la brujería estaba vinculada con lo ritual y emanaba de las antiguas religiones de la fertilidad más las incorporaciones de tradiciones locales. Hay que hacer una distinción entre brujería ritual (aspecto religioso) y brujería práctica (aspecto mágico).

 La magia era inherente a la brujería ritual, y muchas de las que fueron condenadas a la hoguera por brujería, en realidad no eran más que hechiceras, cuyas actividades no comportaban culto alguno.  La mayoría de los que asistían a los “oficios” de brujería no eran más que gentes de campo cuyas fiestas eran más atractivas que el “Casto” culto de la Iglesia. la Iglesia declaró que la brujería era una religión que tenía por Dios al diablo. Entonces el creer en la realidad de la brujería y en la de toda su magia se convirtió en herejía y los que siguieran  estas ideas serian perseguidos y condenados. Desde entonces y en ausencia de una literatura imparcial u otro tipo de testimonio concreto, la organización religiosa de la brujería medieval permanece envuelta en el misterio .Los procesos llevados  contra la brujería dieron lugar a la creencia de que las brujas se organizaban en conventículos en los que actuaban en grupos de trece miembros; contaban con un dirigente que pertenecía a una clase social más elevada que el resto de los miembros, con una serie de deberes organizativos y sacerdotales; además seguían un ritual de culto propio.  Sin embargo este proceso llevado a cabo en la Edad Media permanece en la oscuridad, pues no hay datos que puedan tomarse como fidedignos, pues firmaban las confesiones que la Inquisición les dictaba para parar con las torturas y evadirse de la hoguera   En Italia durante el Renacimiento había dos tipos de bruja, una la bruja medieval perteneciente al hábitat rural, y otra bruja , o la hechicera, más relacionada con el ambiente urbano.*

4.1 ¿Qué es la Iniciación?

Era el ritual por el cual los nuevos miembros del culto entraban a formar parte de él se basaba  en publicar abiertamente la  renuncia a CRISTO, un bautizo posterior; la  mayoría de los que se convertían eran del sexo femenino, pues este culto tenía en mayor consideración a las mujeres que el culto cristiano, en la Europa Medieval el papel de la mujer  era casi tan bajo como lo había sido en la sociedad cazadora del paleolítico. Era propiedad del hombre y bracera. La Iglesia la consideraba moralmente débil y potencialmente pecaminosa. En rebelión contra este subyugamiento, las mujeres se convirtieron a un culto en el que eran tan importantes como el varón, y en muchos tipos de magia eran incluso más audaces.

 

4.2 ¿En que consistía el Sabbat?

Eran las reuniones de los miembros  relacionados con la brujería. Esta celebración se solía llevar  a cobo en el transcurso de un cambio de estación  las más importantes se celebraban en otoño, como la del 31 de octubre llamada  según documentos encontrados, All Hallows Eve o las del  30 de abril, Printemps party. Otras fechas importantes eran la fiesta de invierno, el 2 de febrero; la víspera de San Juan  el 23 de junio y la fiesta del verano del 1 de agosto,  y el día de Santo Tomás el 21 de diciembre.  Estas reuniones duraban desde la medianoche (hora de brujas) hasta el canto del gallo.

                      El sabbat era una mezcla de fiesta religiosa- de  una sociedad secreta- multitudinaria, carnaval y orgía de borrachos. Comenzaba con un ritual llevado a cabo por un Gran Maestro, durante el cual podía tener lugar la presentación de las brujas jóvenes, o se celebraban bautismos, confirmaciones y bodas. El baile era muy importante en este tipo de celebraciones y según el autor las descripciones de estos bailes pueden llegar a ser:”...una descripción exacta de un tipo de baile moderno”. Además en estas reuniones era normal que los asistentes se pintaran la cara y el cuerpo, razón de porqué la Iglesia condenaba los cosméticos.

 

         4.3 La persecución

                     La mayoría de las  personas que fueron ejecutadas  en esta época tenían estos patrones , al menos en lo referente a que eran viejas, arrugadas y melancólicas, sin embargo es poco probable que fueran todas brujas la mayoría eran ancianas  cuyo sustento alimenticio se basaba en extraer raíces o hierbas comestibles y sus conciudadanos lo interpretaban de forma equivocada y el fin de tal tarea tenía para ellos el propósito de servir como ingredientes para confeccionar filtros y venenos;  ancianas solitarias que solían adoptar mascotas como animales de compañía, y con la edad se volvía hurañas, desconfiadas .....cosa que también era mal interpretado  viendo a estas pobres ancianas como claras servidoras del diablo . La mayoría de estas ancianas conocían las propiedades curativas de algunas hierbas pero si el tratamiento fallaba y como consecuencia el enfermo moría, el pueblo la acusaban de ejercer la brujería, por lo que  cualquier anciana solitaria en un pueblo corría el riesgo de convertirse en un chivo expiatorio. Sin embargo esto no solo afectaba a las capas más bajas de la población ya que incluso muchos nobles se veían inmersos en rocambolescas acusaciones, en muchos casos por los de su propia clase social, e incluso afecto a muchas capas del clero.  La persecuciones que  se realizaron por el clero tenían como objetivo inculcar al no creyente en la religión y ritos cristianos , pues estas practicas ponían en peligro la hegemonía y el poder político- social- económico, que había adquirido la Iglesia, por lo que se puso en marcha en toda Europa la llamada caza de brujas ,promovida o “patrocinada “ por el Tribunal de la  Santa Inquisición, cuyo máximo representante en España fue Tomás de Torquemada.

 Consistía en primer lugar en ser acusado por algún vecino, amigo familiar, de ejercer la brujería, en segundo lugar eran encarcelados y tras unos días  se procedía  a un juicio , en el que altos cargos del clero realizaba un interrogatorio a la supuesta bruja , obligándola a confesar su supuesta relación con el diablo , dictando incluso las respuestas  a las preguntas que se le hacía al condenado que llegaba a firmar  las acusaciones que se le hacían por las torturas que les eran inflingidas de ahí que los datos que se tienen no son fuentes fidedignas. La  brujería llegó a convertirse en un culto de protesta social ante la explotación  a la que estaban sometida la población por parte de los nobles y el clero, y por otro lado representaba una forma de huir de sus desgraciada existencia. Dentro del clero muchos incluso llegaron a especializarse en los temas de satanismo, malos espíritus....  apariciones demoníacas en forma de bellas mujeres o “súcubo” que seducían al hombre derivándolo hacia un acto sexual continuo y desenfrenado hasta conducirlos a  la muerte. Estas leyendas se habían entretejido para crear la acepción cristiana del diablo como un dios independiente con derecho propio, el cual había sido expulsado del cielo por su orgulloso empeño en competir con la sublime deidad,; de ahí que fuera algo cotidiano que la iglesia Romana acusara a cualquier grupo que no estaba de acuerdo con su teología de adorar al diablo, o al menos de haber sido descarriado por el diablo. Desde entonces se comenzó a asociar a las brujas como adoradoras del diablo. Esta adoración la llevaban a cabo a través de pactos con él que podían ser explícitos o implícitos. El último podía hacerse indirectamente entre una conversa y otra bruja que actuaba en nombre del diablo. Después se suponía que la nueva bruja hacía público reconocimiento de su sumisión a Satanás, por lo general en el sabbat, y firmaba un pacto formal.

 

 

  <Anterior      Siguiente>