Reflexión

¿ Porqué dar un abrazo al desamparado y a quien tiene dudas?

Es una obligación aliviar y consolar.

Jesús el hijo de Dios ya lo resaltaba en las Santas Palabras del Sermón de la montaña.