Oración para que se aleje un enemigo

Con el paño en la patena y en el cáliz voy cubierto, que no me vea preso, ni herido , ni muerto.


Se ha de rezar tres veces al día.