Oración General



OH, Dios Todopoderoso, Dios fortísimo, Dios dulcísimo, Dios altísimo y glorioso, Dios soberano y justo, Dios Clementísimo, yo me inclino a Vuestros pies, confesando humildemente que soy un pecador/a indigno/a que imploro vuestra misericordia y vuestra bondad infinita. No mires el incalculable número de pecados que he cometido, puesto que siempre te compadeces de los penitentes y dígnate escuchar mis súplicas. Bendice yo os suplico mi (operación, trabajo o deseo) con vuestra bondad misericordia y virtud infinita.
 
Amén