Consagración de Talismanes

Santifica este talismán en el Nombre de Cristo, por el ser que lo llevará puesto y al cual protegerá, que lo ofrece y da el poder de producir salud y de alejar la enfermedad y apostar suerte y fortuna, alejando a los demonios que luchan por provocar el mal, por Cristo nuestra esperanza. Oh, Dios creador de todas las cosas, da fuerza, te lo pido a tu pobre siervo, que pueda tener fortaleza sin temores en su negocio y trabajo. Alumbra, te lo pido, el pobre entendimiento de las criaturas de modo que su trabajo sirva de ayuda a su prójimo, en estos tiempos de dificultad. Tomando el talismán entre ambas manos se dice:: Y tu inanimada criatura de Dios, Santifícate, conságrate y bendícete por este objeto.